miércoles, 10 de febrero de 2016

Andarás vos.

El amor me volvió obsecuente. 
Y ahora andarás vos buscando esa palabra en algún diccionario
o en alguna dama como hiciste con la palabra hostil
y tu hostilidad.

No eras bruto, eras cínico;
y ahora andarás vos corriendo
a buscar esa palabra en algún diccionario
o en la cama de alguna otra dama,
hembra, fémina, doncella, joven, moza, señora,
o consorte extraviada por su original cónyuge,
y la entenderás o no.
(Ahora  que me va cayendo en cuenta  a mi).

Y no me valgo en la pena de decir mujer 
o compañera,
porque aunque ahora mismo aceleraras tu búsqueda hacia el significado
y si  incluso lo encontraras,
no podrías descifrarlo.
(No lo viste ni cuando el signo estuvo ahí).

No podrías descifrarlo, amor.
Y ahora andarás vos, buscando, buscando, buscando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario