martes, 29 de diciembre de 2015

Declaración o halgo.

La primera vez que nos vimos,
yo era hombre y te gusté.
Me mirabas fascinado,
buscando en mi mirada algo,
tratando de decirme:
¨Algo¨.

Yo, en cambio,
 trataba de conquistar
a  la secretaria del piso 12.
(Y yo entendí que ese algo no podía ser.)

Sintiendo tu mirada en la mía
y devolviéndote la mirada,
pensé en cantarte:
¨¿Quién es esa chica
pero esa canción que vino a mi mente
no correspondía en
género, número, ni tiempo verbal
a la situación dada, así que
no dije nada, que es como decir
hhhh.....

También pensé:
Qué cursi es todo lo que estoy pensando.

Es que no se me ocurría nada
inteligente qué decirte.
Ese algo, no se me ocurría.

Es que ¨algo¨ debiera escribirse
con H para adquirir jerarquía.

Quiero Halgo.
Dame una H.

Hay muchas palabras que
empiezan con H
como por ejemplo:
¨Hallar¨.

Hay varias palabras
que empiezan con ¨Hal¨

-aunque ahora
como en ese momento,
no se me ocurre ninguna
y tampoco ahora quiero googlear
porque se pasaría lo romántico-

pero ninguna palabra que empiece con Halgo.

En cambio con ¨Holg¨
encuentro un montón:
Holgazanear, Holgar, Holgorio..
Y todas las haría con vos.
También tomaría un helado, con H.
Y tendría charlas de buen Humor.

Humor es parecido a Amor.

También hay palabras que empiezan con otras letras
y que yo haría con vos.
Ahora mismo sólo se me ocurre una,
que ya es algo...

Cuando volví  a ser mujer,
y dejé de parecerte por lo menos interesante,
sentí las doce campanadas
de los doce pisos
que bajé corriendo
desde  el piso 12.

Yo calabaza.
Esa es la magia de ser otro.

Disculpá  el afano:
Actuar para vivir.

¨Me enamoré¨.
Nuevamente.










No hay comentarios:

Publicar un comentario