viernes, 2 de diciembre de 2011

LA ESCUCHA

Los hermanos lo tomaron con calma. Sus padres habían sido claros cuando explicaron que no era "una separación, sólo una cuestión de distancias". La madre agrónoma "necesitaba" vivir en el campo y él, abogado, por supuesto no podía abandonar la ciudad. Al principio ella viajaba a Venado Tuerto sólo los fines de semana. Luego empezó a extender sus "estadías de trabajo" hasta los días miércoles y, hacia el final, consideró que " ¿para qué volver por dos días?" Entonces fue el padre el que empezó a viajar al campo, un fin de semana cada quince días, al principio, un fin de semana por mes, luego, y hacia el final, "algún viaje relámpago" cada cinco o seis meses. Fue en ese momento que los hijos, grandes ya pero no por eso desapegados. empezaron a sospechar que el padre estaría viéndose con alguien. Cuando hablaban del tema se referían con frases inconclusas pero que ellos entendían bien "para mí que tiene algo..."- decían. Como nunca se animaron a preguntarle, decidieron que era un hecho, pero contradictoriamente seguían preguntándose para sí "¿Será realmente que papá tiene a alguien más?" Entre los dos pusieron el plan en marcha sin dudarlo un instante. El mejor día para realizar la instalación fue un martes; su padre trabajaba en el estudio hasta tarde y ellos, justamente, volvían temprano de sus quehaceres. El primer intento fue fallido porque el micrófono quedó muy aplastado contra el colchón y una vez que el padre se acostó, quedó completamente interrumpida la conexión. Así que al martes siguiente estuvieron más astutos y pegaron prolijamente el micrófono al borde de la cama "del lado de mamá no se va a dar cuenta" Ellos sabían que esa parte de la cama quedaba siempre impecable desde que ella se había ido a Venado Tuerto. Ya en la primera noche de "escucha" se llevaron una gran sorpresa Su padre apretaba el llanto mientras hablaba por teléfono con una mujer: "Te perdono todo, amor. Quiero que vuelvas" Hablaba con su esposa, la madre de sus hijos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario